Los últimos siete meses han sido distintos para el mundo entero, y para el centro de Medellín no ha sido una excepción.  Las acciones de solidaridad han sido innumerables, algunas de ellas muy mediáticas y otras que pasan desapercibidas, tal vez porque sus benefactores así lo prefieren.

Hoy quiero referirme a cuatro acciones lideradas desde el centro de Medellín, que han apoyado de distinta manera a grupos poblacionales diversos, y que gracias a la solidaridad ciudadana han podido recibir soporte en momentos difíciles.

la primera, 100% relacionada con la pandemia del Covid 19, ha sido liderada por un grupo de mujeres que se han denominado Putamente Poderosas, y que a través de un arduo trabajo lograron recolectar más de 100 millones de pesos para apoyar grupos poblacionales con grandes dificultades en la comuna 10 como por ejemplo habitantes de los inquilinatos, vendedores informales y trabajadoras sexuales.

La segunda, liderada por miembros de la alianza cultural por el centro que reúne a más de 60 instituciones del centro de la ciudad, se denominó Bolsillo Compartido, y tenía como fin la consecución de recursos económicos para apoyar a personas y entidades relacionadas con el acontecer cultural que durante el periodo de cuarentena vieron afectados sus ingresos y afrontaron grandes dificultades

La tercera, impulsada por Juan Carlos Ramírez y su esposa, propietarios del Restaurante Itaca, que a lo largo de estos meses, con sus propios recursos económicos y de algunos donantes, entregaron más de 18 mil sopas, 12 mil almuerzos completos, 635 mercados a población vulnerable del centro.

Y finalmente, la realizada en el marco del Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, que liderada por la Gerencia del Centro de la alcaldía de Medellín se denominó “el Centro se viste de rosa”, y a la que nos vinculamos Corpocentro y el Centro Comercial El Paso, a través de una campaña de donación de cabello para mujeres con cáncer de seno. Hoy resaltamos el gesto solidario de 48 hombres y mujeres que donaron su cabello para esta causa, también a quienes aportaron su trabajo como estilistas y peluqueros, y a quienes a través de donaciones económicas permitirán que puedan confeccionarse las pelucas con los cabellos recogidos en esta jornada.

Desde Corpocentro nos sentimos orgullosos de todas estas acciones solidarias que en medio de las dificultades se hacen visibles y nos demuestran la calidad humana de quienes viven y trabajan en este territorio.