Frente a la última comunicación emitida en la cuenta oficial del Señor Alcalde, Daniel Quintero Calle, en donde se anuncia la decisión de poner en cuarentena estricta a la Comuna 10, La Candelaria, en nombre del comercio formal representado por las asociaciones Corpocentro, Corbolivar, Asoguayaquil y Centro Unido queremos expresar:

1. Desde el inicio de la Reactivación Económica, todos los comercios formales han estado en estricta vigilancia por los organismos de control: recibimos con responsabilidad la visita de la Secretaría de Salud (misma que ha avalado la reapertura de nuestros establecimientos), Personería de Medellín, Policía Nacional, la Empresa de Seguridad Urbana ESU, hasta el mismo personal activo de la Alcaldía de Medellín, demostrando nuestro compromiso con la salud de la ciudadanía y garantizando nuestro estricto cumplimiento frente a los Protocolos de Bioseguridad. Hemos cumplido con cada requerimiento solicitado en cada reunión, por esta razón, consideramos injusto que, en consecuencia con la desobediencia del comercio informal y la falta de control y presencia institucional en las calles, tengamos que pagar quienes juiciosamente acatamos y nos pusimos a disposición de la Alcaldía como aliados en todo este proceso de la denominada Nueva Realidad.

2. Hemos vivido de primera mano todos los controles ejercidos por el Gobierno Local, con diligencia hemos atendido cada requerimiento solicitado, hemos atendido el registro de visitantes y empleados para generar los Cercos Epidemiológicos y todo esto ha significado inversiones importantes en momentos de crisis, sin embargo, como lo hemos hecho saber en varias ocasiones, no vemos la misma rigurosidad en el Espacio Público, pareciera que la concentración estuviese puesta en quienes con evidencia cumplimos, mientras que las calles se llenaron rápidamente de muestras de la indisciplina social sin ningún control.

3. Lamentamos inmensamente tenernos que enterar de decisiones de tal transcendencia a través de redes sociales, como ha quedado demostrado en todo este proceso, hemos estado a su disposición siempre y consideramos haber sido ignorados en la toma de decisiones aun cuando existe como interlocutor la Gerencia del Centro y los líderes de las diferentes Asociaciones. En definitiva, nosotros, comercio formal, nunca hemos cerrado canales de comunicación con la Alcaldía, pero nos preocupa la falta de claridad en la información.

4. El Comercio Formal ha denunciado incontables veces las irregularidades del comercio informal, el desbordamiento de puestos en el territorio que supera el 160%, la problemática constante de habitantes de calle, los inconvenientes de seguridad y mucho más. Estas denuncias se han realizado en todos los periodos de gobierno e incluso en los debates con los candidatos a Alcalde que aseguran tener dentro de su plan de gobierno reformas importantes para el sector; esta problemática no es a todas luces una novedad, sin embargo, seguimos solicitando la presencia institucional, máxime en las instancias de la Pandemia que vivimos, no obstante, la falta de presencia en el territorio ha sido evidente.

Con estos argumentos, hacemos un llamado a la Administración Municipal para aclarar el papel del Comercio Formal en esta nueva decisión de cuarentena estricta, donde, como siempre, acataremos la decisión como la ley manda, pero no queremos perder la oportunidad de revisar alternativas con el Alcalde y todo su equipo de gobierno.