Momentos muy difíciles vive la economía nacional. La cuarentena que nos exigió aislarnos por varios meses para prevenir los contagios por Covid 19 y ahora el reinicio de la protesta social con evidentes actos de vandalismo, han golpeado muy fuerte a casi todos los sectores económicos del país.

En el plano local, la reapertura gradual ha permitido que se recuperen empleos, incluso ya en el sector gastronómico, lo cual es muy positivo. Poco a poco también se recuperan las ventas en el sector comercial con miras a la temporada navideña.

Hoy, la invitación que hacemos desde Corpocentro es a que esta reactivación vaya acompañada de un componente adicional: la compra local, es decir, que busquemos consumir productos que sean producidos en nuestro país, y ojalá en nuestro departamento. Que busquemos también pequeños productores y emprendedores que podamos ayudar a salir adelante.

Invitamos también a utilizar plataformas de comercio electrónico o market places locales, donde nuestros empresarios ya tienen expuestos sus productos, y donde sabemos que ayudamos a la generación de empleo. Uno de esos market places es la Vitrina Empresarial de la Cámara de Comercio de Medellín, donde a la fecha se encuentran más de doce mil productos de cerca de 1900 tiendas de todo el departamento.

Y retomo la frase de María Lucía Castrillón, Presidente de Propaís que dijo hace algunos días “Comprar colombiano es apoyar la industria nacional, a nuestros empresarios, quienes son los mayores generadores de empleo y desarrollo en nuestro país. Cada peso que invertimos en producto local genera un efecto multiplicador, puesto que cada peso gastado se queda reactivando nuestra economía”.

En ese sentido, nos unimos desde Corpocentro a ese pedido porque:

  • Comprar local genera empleo.
  • Comprar local activa la economía.
  • Comprar local genera desarrollo para nuestro país.
  • Comprar local beneficia a nuestra población.