La Corporación Cívica Centro de Medellín -CORPOCENTRO- rechaza los actos vandálicos y destructivos presentados en la tarde y noche de este lunes 21 de septiembre en contra de instalaciones públicas y privadas del centro de la ciudad, así como los ocurridos el pasado 10 y 11 de septiembre.

La Constitución Política de 1991 reza en su artículo 37 “Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Sólo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho”. Así lo entendemos y como tal apoyamos el derecho a la protesta pacífica.

Sin embargo, se ha popularizado que las marchas en el centro de Medellín sean infiltradas por fuerzas oscuras que solo buscan generar pánico en la ciudadanía, afectando el derecho al trabajo, a la libre empresa y a la libre circulación de miles de personas que transitan diariamente por este territorio.

Pedimos a la Administración Municipal, a la Personería de Medellín y la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, tomar las acciones necesarias para evitar que los vándalos acaben de nuevo con fachadas, mobiliario urbano, estaciones del tranvía, obras de Metroplús y demás infraestructura pública y privada del centro.

Igualmente, invitamos a la ciudadanía a rechazar los actos vandálicos que siguen presentándose y unirnos para defender el trabajo y el patrimonio, más aún en esta época difícil de la economía en la que es necesario preservar los empleos para no caer en una crisis mayor.

JAIME ARANGO URIBE- Presidente Junta Directiva
JORGE MARIO PUERTA SOTO – Director Ejecutivo