Esta semana que termina la economía del país ha empezado a reactivarse poco a poco luego de más de 40 días de confinamiento casi total, que el Gobierno Nacional decretó con el objeto de prevenir un contagio masivo de los colombianos, mientras el sector salud se preparaba para atender los requerimientos que esta pandemia conlleva .

Sin duda alguna las repercusiones económicas a lo largo y ancho del país serán letales para miles de empresarios y comerciantes, y en el plano local, específicamente en el centro de Medellín, las cosas no serán diferentes, por lo que se hace necesario estar preparados para afrontar el reto de reactivar la economía en los próximos meses y generar la mayor cantidad de empleo posible para evitar una contracción económica.

Si bien hay muchas dificultades también hay muchas oportunidades y serán quienes de mejor manera se preparen y sepan leer las necesidades del mercado y los consumidores, los llamados a triunfar. Por ello la invitación que hacemos desde CORPOCENTRO es a qué invirtamos parte del tiempo en capacitarnos para afrontar los nuevos retos qué implica esta pandemia, así como para vivir en distanciamiento social y atendiendo las nuevas reglamentaciones que se han expedido para mantener la salud de todos los colombianos.

El centro ha sido y seguirá siendo un territorio vivo y vital, pero requiere de la responsabilidad de todos los ciudadanos y seguir las orientaciones gubernamentales, para evitar que en próximos meses tengamos que sufrir una nueva cuarentena con los estragos económicos que ello trae y mucho más en el segundo semestre del año en el que históricamente se ha movido más del 70 por ciento de las ventas del comercio al por mayor y al detal.

Finalmente, no olvidemos que en la Comuna 10 hay muchas familias con grandes falencias y el trabajo social que se debe realizar en el territorio no puede parar.